Hoy en Sweet Ale os vamos a llevar a una tienda que nada más entrar por la puerta, nos hace respirar el encanto de las cosas tradicionales. Os vamos a enseñar “A Vida Portuguesa“, en Lisboa; una tienda de “productos que recuerdan la vida cotidiana de una época y revelan el alma de un país”. Está en la Rua Anchieta 11, en el barrio del Chiado, en Lisboa.

vista general tienda

En un primer momento la fachada nos hace dudar, porque no se anuncia con grandes letreros, pasa totalmente desapercibida, me encanta!!!

fachada

Por un momento vamos a abandonar ese ajetreo de la zona comercial de Lisboa, para apreciar los productos tradicionales portugueses y disfrutar de su particular encanto, en esta tienda tan especial.

vista tienda caja

vista angulo

Aquí podemos encontrar jabones con un packaging retro que nos enamora!!

jabones

jabones azulejo

También productos como aceite, licores, chocolates, conservas

Ale vitrina productos

conservas minerva

Juguetes tradicionales, cuadernillos

juguetes

boneca

cuadernos

Productos de cosmética

productos manos

Marcas de toda la vida, como los limpia metales Coraçao

vista tienda ventana

las cremas Benamor “adorable producto de belleza”

crema

A Vida Portuguesa es un ejemplo de como se puede valorar la propia cultura de un país a través de los productos  cotidianos, locales y artesanales. Dice Catarina Portas (Lisboa, 1969), la creadora de esta tienda; que “la recuperación de la tradición es un desafío, que no tiene nada que ver con saudade o nostalgia, sino con identidad“.

vista tienda pasillo

En 1891, el ceramista Rafael Bordalo Pinheiro creó esta representación hermosa y alegre de unas golondrinas, que se hicieron muy famosas; hasta tal punto que en 1896, el creador de esta obra, registró la patente de sus golondrinas de cerámica viendo que iban a convertirse en un símbolo portugués. Hoy en día estas famosas golondrinas decoran hogares, fachadas y balcones a lo largo del país.

vista tienda pájaros

Si viajáis a Lisboa no dejéis de pasar por esta tienda llena de encanto, que nos recuerda a un antiguo colmado, para llevaros de recuerdo de vuestro viaje, un trocito de Lisboa.