En Sweet Ale seguimos descubriendo Palacios espectaculares en Portugal. Hoy nos vamos a Mafra, una localidad a 30 km de Lisboa, donde vamos a visitar el Palacio Nacional de Mafra y una de las bibliotecas más bonitas del mundo, que está en el interior de este Palacio. Antiguamente, este Palacio fue un convento franciscano, por lo que se le conoce también como el Real Convento de Mafra. En el siglo XVIII fue erigido por el rey João V de Portugal, para su mujer Maria Ana de Austria, que le prometió construir un monasterio si ésta le daba descendientes. Hoy en día es uno de los monumentos más importantes de Portugal.

Un Palacio impresionante que hoy vamos a visitar con los niños!!

Te apetece conocerlo?

Después de numerosos trabajos de restauración, hoy en día. podemos ver y visitar el Palacio Nacional de Mafra perfectamente conservado. Fue declarado Monumento Nacional en 1907.

El Palacio está situado a 30 km de Lisboa y tenéis la situación exacta en este enlace.

Las dimensiones  de este Palacio no son las tradicionales portuguesas, en cuanto a sobriedad y sencillez.

Es uno de los monumentos más importantes del barroco portugués.

En la fachada principal destaca la Basílica, a la que se accede por una elegante escalinata.

Entramos por la puerta que veía en la foto, después de comprar las entradas, aquí tenéis los precios de las entradas para visitar el Palacio; lo primero que vemos son unos jardines que los niños aprovechan para jugar.

Entramos!!

El edificio es la obra cumbre del estilo barroco portugués.

Durante el recorrido pasamos por las distintas habitaciones de los habitantes del Palacio; donde podremos contemplar el mobiliario de la época, los impresionantes techos, además de numerosas  otras obras de arte.

El autor de este proyecto fue Frederico Ludovice, inspirándose en el modelo arquitectónico y decorativo de los modelos italianos.

El Palacio reúne numerosas pinturas y esculturas barrocas de importantes artistas portugueses.

El Palacio ocupa unos 38.000m2, tiene más de 1.200 salas y más de 4.700 puertas y ventanas!!

Una de las estancias más llamativas es la Sala de Caza.

El Conjunto del Palacio Nacional de Mafra lo forman el antiguo Convento, el Palacio Real y una bonita Basílica.

El Monasterio fue abandonado por los monjes franciscanos que lo habitaban tras la disolución de las órdenes religiosas, llevada a cabo por la reina María II.

Cuando el último rey portugués Manuel II partió hacia el exilio, el Palacio quedó deshabitado a principios s. XX

Cuenta la leyenda que el rey huyó a través de un túnel escondido que conectaba el Palacio con la localidad de Ericeira.

Hace unos meses os habíamos hablado de esta localidad de la costa portuguesa, que nos encanta!!!


“La revolución republicana se inició el 4 de octubre de 1910, con una pequeña revuelta militar en Lisboa, la cual se amplió a unidades de la marina de guerra que bombardearon el palacio real desde el estuario del Tajo. Aunque la revuelta republicana no disfrutaba de apoyo popular masivo, los monárquicos tampoco gozaban de simpatías suficientes para una oposición armada a la sublevación. Ante la falta de apoyo, Manuel, refugiado en el palacio de Mafra, huyó desde las playas de Ericeira, al norte de Lisboa, a Gibraltar con toda la familia real el 5 de octubre 1910.”  (Wikipedia).


Hacia el final del recorrido llegamos a la impresionante biblioteca del Palacio de Mafra.

La biblioteca tiene 90 metros de largo y reúne unos 40.000 volúmenes.

Es una de las bibliotecas más bonitas del mundo.

La Biblioteca es una de las salas más elegantes de este impresionante edificio. Es la biblioteca más importante del siglo XVIII en Portugal y destacan obras impresas de los siglos XVI-XVII-XVIII.

Desde Sweet Ale os invitamos a recorrer las distintas estancias del Palacio, visitar la Basílica y la Biblioteca y disfrutar paseando por los pasillos del Palacio. Aunque los mármoles empleados para construir el Palacio son originarios de Sintra, hay momentos en los que el colorido del mármol, nos hacer parecer que estamos dentro de un Palacio italiano.

Un Palacio espectacular que merece la pena conocer, es una interesante visita para hacer con los niños y que hoy os enseñamos en Sweet Ale.