­Hoy en Sweet Ale vamos a hacer una pequeña recopilación de los 6 pueblos más bonitos del centro de Portugal. Hay un montón de pueblecitos preciosos por todo el país que merecen un viaje; pero en nuestra selección de hoy reunimos seis pueblos pequeños, con mucho encanto, cargados de historia y a los que siempre querrás volver.

AVEIRO

Esta pequeña población conocida como la Venecia portuguesa está situada en el interior de la Ría de Aveiro, una de las más bonitas de Portugal; y protegida por el Océano Atlántico por una extensión de dunas. Caminar por sus calles cruzadas por canales es algo que no debéis perderos.

La arquitectura de sus edificios de estilo art nouveau le dan un aire monumental, que contrasta con las pintorescas casitas del barrio de pescadores.

Esta es la situación geográfica de Aveiro

El barrio viejo llamado Beira Mar es donde están situadas las casas de los pescadores y los antiguos almacenes de sal de la ría. Estas fachadas coloridas de las casas de pescadores es una de las imágenes más típicas de Aveiro.

ÉVORA

Esta pequeña ciudad del Alentejo se remonta a la época de los romanos. Edificios representativos e interesantes monumentos son testigos de la época. Évora combina una arquitectura tradicional de un pueblo alentejano con las casas coloridas blancas y amarillas típicas de los pueblos portugueses.

El centro de la ciudad es la Plaza de Giraldo, con tiendas con productos artesanales y animadas terrazas. Desde esta plaza accedemos a algunos de los monumentos más importantes de Évora:

Catedral del siglo XII

Templo de Diana del siglo II

El centro histórico de Évora está declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO.

Évora está poco más de 130 km de Lisboa y es uno de esos sitios que hay que conocer por sus importantes ruinas romanas, y patrimonio histórico.

Destaca también la famosa Iglesia de San Francisco con su Capilla de huesos, construido con más de 5.000 calaveras y huesos humanos recopilados por monjes franciscanos que querían hacer una reflexión acerca de la vida efímera y la muerte.

Iglesia de San Francisco – Capilla de huesos

ÓBIDOS

Este es uno de los pueblos más pintorescos de Portugal. El casco histórico es un conjunto de calles empedradas y casas de fachadas pintadas de colores, rodeadas por una muralla. Es una de las villas medievales mejor conservadas de Portugal, está situado en una colina dominado por un castillo.

Actualmente el castillo alberga una Pousada, se puede visitar una parte y caminar por las murallas.

Este pueblo de apenas 3.000 habitantes tiene alguno de los rincones más bonitos de los pueblos medievales de Portugal. A las afueras del castillo hay un montón de casas pintorescas encaladas que son algunas de las más típicas imágenes de Portugal.

En el siglo  XIII el rey Don Dinis ofreció este pueblo como regalo a su esposa , como regalo de bodas; es por esto por lo que Óbidos es conocido como Vila das Rainhas (villa de las Reinas). Esta tradición perduró hasta el siglo XIX cuando la villa dejó de ser patrimonio de la Casa de la Reina.

SINTRA

En numerosas ocasiones os hablamos de lo mucho que nos gusta este pequeño pueblo situado cerca de Lisboa. La ciudadela o parte antigua de la ciudad reúne callejuelas intrincadas, casas del s. XVIII y quintas de preciosas fachadas.

A unos 11 km aproximadamente de Cascáis, se encuentra este Parque declarado Patrimonio Mundial por la Unesco. Son 15.000 hectáreas de bosques frondosos del que os hablamos aquí.

Pero si algo nos gusta de Sintra son los sinuosos senderos de la montaña y la cantidad de monumentos imprescindibles, como el Palacio Nacional de Sintra, el Palacio da Pena, etc.

Esta colección de monumentos históricos hace que Sintra parezca un suntuoso escenario teatral, que lo ha convertido en Patrimonio de la Humanidad.

ERICEIRA

Este pueblo costero está situado a 50 km de Lisboa, y desde hace años es un destino de vacaciones elegido por las familias lisboetas que buscaban un lugar soleado, lejos de la ciudad, donde encontrar mayor calidad de vida para sus hijos, donde poder tomar el sol, disfrutar del baño, y de un paisaje maravilloso. Ericeira es uno de los destinos que os recomendamos hace unos meses para pasar unos días de vacaciones.

Originariamente era un pueblo de pescadores, y gran parte de sus habitantes sigue conservando este trabajo como su modo de vida.

Hace algún tiempo que se ha hecho muy famoso por el surf, ya que sus grandes olas lo ha convertido en uno de los destinos turísticos de moda.

Ericeira es un pueblecito que enamora a primera vista.

Sus casitas azules y blancas parecen formar parte de un decorado. 

CASCÁIS

Cascáis es un pueblecito al borde del mar, con un casco antiguo precioso, rodeado de un montón de sitios para visitar y de amplias avenidas salpicadas de Palacetes, con vistas al Océano Atlántico. Un lugar muy familiar que desde hace años fue nuestro destino preferido para pasar unos días de vacaciones en familia.

Os recomendamos los 10 sitios imprescindibles qué ver en Cascais, hace algún tiempo.

Esperamos que os haya gustado nuestra selección de estos 6 pueblos del centro de Portugal que son de visita obligada!!