El otro día os proponíamos hacer una excursión a Villanova da Cerveira, un pueblecito encantador a unos 50 km de Vigo. Aparte del mercadillo de los sábados por la mañana que atrae a mucha gente, tomar un café en la plaza del pueblo es un plan muy agradable para la mañana del sábado.

Después de pasear por Villanova os damos una idea, alejarnos un poco del centro, y subir a comer a Casa das Velhas, un restaurante que seguro que, si sigues leyendo, vas a tomar nota.

Pasear por Vilanova da Cerveira siempre es un plan apetecible,

caminar por sus empedradas calles y descubrir sus rincones

Recorrer el centro histórico, nos encanta !

Después de dar una vuelta por esta bonita villa portuguesa

subimos a comer a Casa das Velhas.

El interior del restaurante es muy acogedor, y está bien decorado con paredes de piedra.

La carta ofrece una cocina tradicional, los platos fuertes son el cabrito y el bacalao as velhas

Brocheta de solomillo

Nos encanta el jardín exterior para que los niños jueguen

Si dais un paseo por los alrededores del restaurante, veréis que hay unas casas en medio de una urbanización. Se trata de la Quinta das Mineirinhas, que son unos apartamentos turísticos.

Las vistas desde Casa das Velhas son un espectáculo!!

Si vas en verano no dejéis de aprovechar la terraza

De hecho, desde aquí, podéis acceder al mirador donde contemplar unas de las mejores vistas de las que os habíamos hablado en nuestra publicación,

las mejores vistas de Galicia y Portugal

Merece la pena comer en Casa das Velhas y luego dar un paseo hasta el mirador donde disfrutar de estas impresionantes vistas de la frontera del del río Miño, entre España y Portugal.

Un plan chulo que hoy compartimos con vosotros en Sweet Ale.

Feliz lunes!!