Hoy vamos a llevaros a uno de los tramos más bonitos de la costa italiana; la que está formada por los 5 preciosos pueblos de Cinque Terre. Son Monterosso, Vernazza, Corniglia, Manarola y Riomaggiore. Un desorden de casas de colores en colinas, sobre impresionantes acantilados que originariamente estaban coronadas por un castillo. Cinco pueblos encantadores, cada uno con su propia personalidad, que parecen suspendidos entre la tierra y el mar. Antiguamente eran pueblecitos de pescadores, hoy en día, gracias a un tren que los une, se han convertido en uno de los mayores destinos turísticos de Italia.

Sigue leyendo y te contamos cómo llegar, cómo desplazarse y que ver en estos 5 pueblecitos rodeados por colinas y viñedos.

Cinque Terre es uno de los tesoros mejor guardados de Italia, un tramo de costa en la Riviera Italiana que no deja indiferente a quien la visita. Estos pueblos conservan su encanto, gracias a que sus habitantes continúan trabajando cultivando los viñedos y viviendo de la pesca.

Un paisaje imponente gracias a sus escarpados acantilados, decoradas con hileras de casas de colores vivos colgadas sobre el mar, la amabilidad, el carácter alegre de su gente y la deliciosa gastronomía han hecho de esta zona uno de los principales destinos turísticos de Italia. De hecho en Liguria está el origen del pesto, la famosa salsa hecha con albahaca y piñones, que no debes dejar de probar, si viajas por esta zona.

SITUACIÓN CINQUE TERRE

Antes de nada vamos a ver dónde está exactamente esta parte de la costa de Italia de la que todo el mundo habla.

Cinque Terre está en la región de Liguria.

Cinque Terre está a unos 177 km de Florencia, unas 2 horas en coche. Mas o menos a la misma distancia que de Génova. Cinque Terre está  a poco más de 30 km de La Spezia, unos 45 minutos en coche y a 87 km de Pisa.

CÓMO LLEGAR A CINQUE TERRE

Para llegar, verás que siempre te recomiendan utilizar el tren, es lo más cómodo si viajas en verano porque las aglomeraciones de coches accediendo son interminables. Como sabéis nosotros fuimos en Semana Santa y recorrimos todo este bonito tramo de la Rivera Italiana en coche, llegando pronto conseguimos facilmente aparcar en los parkings que hay antes de la bajada para llegar a cada uno de los pueblos. Es cierto que son pequeños, unos son parkings cubiertos, otros al aire libre, pero no tuvimos problema de aparcamiento en ninguno.

En este enlace te dejo información acerca de cómo llegar a Cinque Terre en tren, coche o avión.

Hay un autobus gratuito con la Cinque Terre Card, un abono turístico para moverse en esta zona.

SENDEROS QUE UNEN LOS 5 PUEBLOS DE CINQUE TERRE:

En esta  imponente costa de la Riviera Italiana, encontramos una de las joyas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1997. Su origen se remonta a la Edad Media, los 5 pueblos que forman Cinque Terre (cinco tierras) están unidos por un sendero. Los desprendimientos de rocas han provocado que este sendero esté cerrado en varios tramos del recorrido.

Los tramos que actualmente están cerrados, son el que une los pueblos de Riomaggiore y Manorale al que se le llama  Paseo del Amor. El segundo tramo que une Manarola y Corniglia también esta cerrado por desprendimientos. El sendero que une Corniglia y Venazza y el que une Vernazza y Monterosso están abiertos.

ESTOS SON LOS CINQUE TERRE:

Son 5 pueblos al borde del mar, que antiguamente vivían de la pesca y hoy reciben a los numerosos turistas que quieren acercarse a disfrutar de este paisaje, como su principal modo de vida. Cada uno conserva unas características diferentes y tiene su propia personalidad, de hecho, en cada uno se habla un dialecto diferente.

Monterosso al Mare

Monterosso es el más turístico de los 5 pueblos costeros, lo cierto es que es el que tiene la mejor playa, y mejor servicio para recibir a los turistas, ya que es el que tiene más hoteles y restaurantes. Monterosso es el que está mas al norte por lo que el recorrido para ver Cinque Terre suele empezar aquí, aunque se puede hacer perfectamente en sentido contrario.

Se recorre caminando sin problema, y algunas de las principales atracciones turísticas son su casco histórico, la Iglesia de San Juan Bautista y la Torre Aurora.

Vernazza

Vernazza tiene un bonito puerto natural, con un rompeolas para bañarse. Este pequeño pueblo de apenas 600 habitantes combina el paisaje de sus coloridas casas con las colinas escarpadas de vides y olivos. Es frecuente en estos pueblecitos alquilar cameres o habitaciones para quedarse un par de días y recorrer esta zona de la costa italiana.

Por las callejuelas de dentro, encontramos pequeños caminos que se bifurcan hacia todos lados de una a otra vivienda, subiendo y bajando escaleras, cuestas …

Desde la Torre del Castillo se pueden contemplar excelente vistas panorámicas. Vernazza es el pueblo que más conserva su esencia marinera, es el que más parece un pueblecito pesquero.

Corniglia

Este es el pueblo más pequeño de los 5, si no vas a quedarte por aquí, no le dediques mucho tiempo. Corniglia no tiene acceso al mar, por lo que no hay posibilidad de baño, pero el pueblo tiene su encanto. Está situado en la cima de una colina de más de 100 metro, rodeado de viñedos y olivos. En lo alto hay un bonito mirador sobre el mar, otras atracciones son la plaza de Largo Taragio, y la Iglesia de Santa Caterina.

Si escoges la opción de visitar Corniglia en tren, ten en cuenta que la estación de tren está a bastante distancia del pueblo, hay unas 33 rampas y poco menos de 400 escalones. Hay un autobus que va desde la estación de tren hasta la plaza princpal, tarda 10 minutos y cuesta 2,50€ ida y vuelta.

Manarola

Manarola es un pequeño y pintoresco pueblo, con un bonito puerto perfecto para bañarse en verano. Es uno de los pueblos más animados, las casas de colores vivos le añaden belleza arquitectónica. El poeta Lino Crovara lo describe como “Una colmena en la roca, un nido de gaviotas alto sobre las olas, un pueblo donde el leve susurro de las olas acaricia las orejas atentas del alma”. 

 

Sube por uno de los senderos que bordea las montañas y rodea al pueblo mientras vamos contemplando el imponente paisaje.

y descubrimos que los que mejor vistas al mar tienen, son los que ya no están…

Un cementerio a orillas del mar le da un toque de melancolía a la costa.

Antiguamente los cementerios se alejaban de la ciudad, al creer que eran perjudiciales para la salud de los habitantes.

En uno de los muros del cementerio hay grabados las líneas finales del poema Liguria Vincenzo Cardarelli:

“Oh abierta a los vientos y a las olas
Liguria cementerios!
Un color rosado tristemente
Cuando la noche, similar a una flor
podrido, el gran lucesi va en decadencia y la muerte.

Continuamos el paseo y nos encontramos un espacio para detenemos y

seguir disfrutando de alguna de las imágenes más bonitas de Cinque Terre.

 

Riomaggiore

Este pueblo es como una aglomeración de hileras de casas apoyadas unas en otras, pero con una armonía cromática que está regulada. Es un pueblo ordenado y limpio con casas cayendo sobre los acantilados, desde lo alto hasta un pequeño embarcadero en el mar.

Es un pueblo tranquilo, no tan animado como Manarola o Vernazza, pero muy colorido y con muchos turistas que se mezclan con los pescadores del lugar.

Recorre este encantador pueblo donde verás numerosas tiendas de artistas locales, restaurantes, bares,

En Cinque Terre es frecuente ver que se alquilan habitaciones (camere) para pasar unos días y recorrer esta preciosa costa.

o simplemente toma unos calamares recién fritos que además están riquísimos,

porque la comida callejera también nos encanta!!

Seguro que ya te habrás enamorado de uno de los tramos más bonitos de la Riviera Italiana, 

y quizás estés pensando que …

Cinque Terre puede ser el destino para tu próximo viaje !!!