Hoy en Sweet Ale vamos a hablar de un tema más que machacado, como es el uso de teléfonos móviles entre adolescentes, original verdad?. Pero nosotros queremos aportar nuestra particular versión del tema, que no es más que unas sencillas reglas de uso de un teléfono por un adolescente.

la foto 3-imp

El tema de “a qué edad” se le regala un teléfono móvil a un niño, depende tanto de las circunstancias, que no me voy a meter en esos fregados.

En nuestro caso, nuestros hijos son más de estar en la calle que en casa, en un entorno controlado, a unos metros de casa; pero es cierto que están más fuera con sus amigos, que dentro de casa. En el caso de mi hijo mayor pasaban horas que estaba por fuera con los amigos durante las mañanas de verano, en un entorno vigilado, pero no sabíamos exactamente dónde estaba, tanto podía estar en la playa, como jugando al balón en el parque, como pescando en las rocas… es por eso que decidimos que si le dábamos un teléfono, sabríamos dónde estaba y sí estaba bien. Por nuestra tranquilidad.

Por si a alguien le sirve de ayuda, y con esto no pretendo dar consejos a nadie, en casa tenemos unas reglas que están basadas en el sentido común y que recuerdan a las que Janell Hofmann, una madre americana colaboradora del Huffington Post, le dio a su hijo cuando le regaló un teléfono móvil.

Leímos hace algunos años ese artículo y nos hizo mucha gracia, porque se parecía mucho a las reglas que les pusimos a nuestros hijos cuando les compramos el teléfono móvil.

REGLAS PARA UTILIZAR BIEN EL TELÉFONO MÓVIL:
  1. Debemos saber siempre dónde está el teléfono.
  2. La contraseña la debemos saber en todo momento.
  3. Si te llaman coge siempre el teléfono, contesta con educación, tal y como te hemos enseñado.
  4. El teléfono no se lleva al colegio nunca, si necesitamos comunicarte algo en horario escolar, lo haremos a través de la secretaría del colegio. Aquí hay excepciones si después del colegio, vas a entrenar y tardas en volver a casa.
  5. Mientras estudias el teléfono no lo necesitas para nada, por lo que se dejará en el sitio donde dejamos los teléfonos en casa.
  6. Nunca irás con el teléfono a la cama. Las horas de sueño son necesarias y el teléfono estará apagado durante toda la noche y en la mesa del salón donde dejamos todos los teléfonos.
  7. Si se te cae, te rompe, tú serás el responsable.
  8. No utilizar nunca el teléfono móvil para mentir, faltar al respeto, burlarse de alguien. Eso no es lo que tus padres te han enseñado.
  9. En las comidas no se pone el teléfono móvil encima la mesa. Habla con quien tienes a tu alrededor.
  10. Siléncialo si estás en el cine o en algún sitio escuchando algo. Respeta a quién tienes a tu alrededor. Como tus padres te han enseñado a ser una persona educada, no dejes que el teléfono móvil cambie esto.
  11. No envíes imágenes que no te gustaría que nosotros viéramos que envías. Eso siempre es una mala idea, el ciberespacio es muy amplio. Nunca se sabe dónde pueden acabar.
  12. No hace falta llevar el móvil a todas partes. No es ninguna extensión de tu cuerpo. Aprende a vivir sin él.
Si no se cumplen estas reglas te quitaremos el teléfono móvil, hasta que sepas hacer un buen uso del mismo.

Esto ha pasado alguna vez, alguna vez no se ha cumplido alguna de estas reglas, y han estado una semana entera sin el teléfono móvil. Hace un mes aproximadamente nuestro hijo mayor estuvo una semana sin teléfono por incumplir alguna de las reglas anteriores. Como anécdota contaros que al encenderlo tenía “pendientes de leer” alrededor de 1.500 watsaps….

Pablo & móvil

Hoy desde Sweet Ale, esperamos que estas sencillas reglas, de sentido común, os sirvan de ayuda con vuestros hijos adolescentes.

IMG_5084-imp