Hace unos días os hacíamos una pequeña lista de 10 sitios imprescindibles que ver en Praga, y te dábamos unos consejos muy prácticos para organizar vuestro viaje. Ampliamos información con este post de 5 sitios curiosos que ver en Praga. Praga es una ciudad donde se respira arte e historia, hoy te enseñamos que también es una ciudad moderna y vanguardista. Probablemente Praga sea una de las ciudades donde el arte surrealista y las esculturas callejeras están más presentes. En plazas, terrazas o colgando de los edificios, nos encontramos con las esculturas más extravagantes, que son un homenaje a la libertad de expresión. Te indicamos donde encontrar

5 sitios curiosos que ver en Praga

  • La Cabeza de Franz Kafka

Esta escultura vanguardista de 11 metros de altura está situada en la plaza delante del centro de negocios Quadrio. Su autor es David Černý, un polémico artista checo famoso por sus controvertidas esculturas, que expresan una denuncia social contra el poder. La escultura de la cabeza de Frank Kafka está hecha de 42 bloques metálicos, que giran independientemente. Esta escultura en continuo movimiento simboliza la Metamorfosis de Kafka, es una muestra de las obras de arte, al aire libre, más famosas que puedes encontrar en Praga.

Dirección: Spálená 22, 110 00 Praha 1-New Town-Nové Město, Chequia

  • Terraza Museo Kampa

Entre todas las visitas que puedes hacer en Praga, te recomendamos que disfrutes de las terrazas al borde del río Moldava. Te descubrimos una muy original. Se trata de la terraza del Museo Kampa. Este Museo de Arte Moderno está en la Isla de Kampa. en el exterior podemos ver otra escultura de Černý, el autor de la cabeza de Frank Kafka. Son unos bebés negros gigantes con un código de barras en la cara. Este Museo está en la Isla de Kampa, sobre unos antiguos molinos.

El Museo Kampa fue creado en las instalaciones excepcionales del edificio histórico de Sova Mills. La reconstrucción con elementos modernos de vidrio ha transformado las fábricas en decadencia en un museo del siglo XXI. La mención más antigua de los molinos en Kampa se remonta a 1393. No cabe duda de que se originaron mucho antes: las huellas de la investigación se remontan al siglo X. Los molinos fundaron el monasterio benedictino en Sv. Jiří.

Dirección:U Sovových mlýnů 2, 118 00 Malá Strana, Chequia

Bebés gigantes que tienen un código de barras en la cara, obra de David Černý 

En la fachada que da al río hay una terraza muy agradable donde hacer una parada y disfrutar de las vistas

En esta terraza situada en el espigón a orillas del río Moldava, en la terraza del Museo Kampa, encontramos una escultura de 34 pingüinos amarillos elaborados con botellas de agua recicladas.

Esta obra fue realizada por un grupo de artistas checos: “Cracking Art Group”.

  • Callejón U Luzickeho Seminare

Este callejón es sorprendente por su estrechez, tanto es así que al principio del callejón hay un semáforo, para regular el paso. Lo encontrarás en la calle U Luzickeho Seminare, junto al número 24, en el barrio de Mala Strana. Cuando atraviesas el callejón en dirección al río Moldava, el camino desemboca en el restaurante Certovka.

Bajando hacia la terraza del Restaurante Certovka, que da al río Moldava, lo encontrarás

Praga tiene una amplia red de bibliotecas públicas. De hecho hay una por cada 2000 habitantes, Chequia sobresale a nivel europeo, gracias a una ley aprobada en 1919, que “determinaba que todas las aldeas y pueblos debían establecer y administrar una biblioteca pública”. 

Gracias a esa ley, y pese a los episodios históricos del nazismo y el comunismo, las bibliotecas públicas se mantuvieron.

Como se trata de enseñaros sitios originales, sin duda la escultura de libros que está en la entrada de la Biblioteca Municipal de Praga, es un ejemplo.

foto de la web de la biblioteca municipal de Praga

Este edificio construido en 1996 fue diseñado por el arquitecto checo-croata Vlado Milunić  y el arquitecto canadiense Frank Gehry. Está situado frente al río Moldava. Esta torre de cristal, pilares ondulantes y ventanas curvas añade una cambiante perspectiva, en la que destaca porque está en una zona rodeada de edificios barrocos y góticos.

Originariamente, a este edificio se le denominó Fred and Ginger, por los famosos bailarines Fred Astaire y Ginger Rogers, ya que parece una pareja de bailarines. En el interior del edificio hay oficinas, tiendas y una terraza donde disfrutar de una panorámica vista sobre el río Moldava.

Esta es una pequeña muestra de la cantidad de sitios curiosos y

esculturas al aire libre que nos muestran una perspectiva más moderna y vanguardista de Praga

(Esta escultura realizada también por David Cerný, representa a un personaje con gran parecido a Freud. Está en el cruce de Husova con la plaza de Betlemske)