Pensamos en verano, en playas, en pueblecitos costeros al borde del mar… Por eso hoy hacemos una lista de 5 pueblos preciosos de la Costa Brava para viajar en familia. Si planeais hacer un viaje pero no teneis decidido el destino, seguro que este post os servirá de inspiración para vuestras próximas vacaciones. La ribera catalana es una zona preciosa cuajada de calas maravillosas y preciosas estampas mediterráneos, pueblos medievales que parecen sacados de un cuento. Al ritmo de una de las canciones más famosas de Joan Manuel Serrat, nos vamos a la Costa Brava, y veremos el pueblecito donde se inspiró para escribir Mediterráneo.

Esta es nuestra selección de algunos de los pueblos más bonitos de la Costa Brava.

Si quieres ideas para un viaje en verano sigue leyendo!!

1.- Cadaqués

En una bahía de casas encaladas en blanco que nos recuerda más a pueblos de Andalucía, que a Cataluña, se encuentra “el pueblo más bonito del mundo” según Salvador Dalí.

El mar mediterráneo salpica la costa de este pueblo situado en el punto más oriental de la península, donde el sol aparece antes que en ningún otro sitio. Aparte de este genio surrealista que vivió en Cadaqués, otros ilustres personajes también sucumbieron a los encantos de este pueblo marinero, como Marcel Duchamp, Max Ernst, Eugenio D’Ors, etc. El encanto de su pasado de pueblo marinero, sus casas blancas, las calles estrechas decoradas con flores, las galerías de arte y la belleza de su paisaje hace que Cadaqués sea uno de los lugares imprescindibles para visitar en un viaje por la Costa Brava.

 

Port Lligat

El conjunto de casitas con chimeneas coronadas por pirámides, que era una técnica utilizada para impedir que el viento del la Tramuntana apagase los fuegos del hogar, y la bahía con vistas a un pequeños islote hacen de Port Lligat uno de los lugares más encantadores de esta zona costera. Este fantástico paisaje fue lo que decidió a Dalí instalar allí su casa, hoy en día reconvertida en museo.

2.- Calella de Palafrugell

Respira el ambiente de un antiguo pueblo marinero del Baix Empordá. Dicen que fue aquí donde Serrat se inspiró para su canción Mediterráneo.

A sus atardeceres rojos… Esta preciosa aldea de pescadores es un punto que recorre entre pinos y acantilados el maravilloso Camí de Ronda, un recorrido por el precioso paisaje del Ampurdán.

3.- Pals

Sin duda Pals es el más famoso de los pueblos medievales del Baix Ampurdá, Calles empedradas, joyas arquitectónicas y una cálida combinación de tonos tostados y dorados hacen de este pueblo del interior lo que parece ser el decorado de una película medieval.

4.- Peratallada

Este pequeño pueblo de piedra con laberínticas calles empedradas y un Castillo que aporta solemnidad al conjunto, hacen de Peratallada, junto con Pals, uno de los pueblos medievales más bonitos de la Costa Brava.

5.- Tossa del Mar

Tossa del Mar tiene un imponente castillo amurallado y algunas de las playas más bonitas del país.

Marc Chagall, dijo que era lo más parecido a “un paraíso azul” y Ava Gadner manifestó su amor por esta localidad. La localidad le devolvió el cumplido haciendole una escultura. Pasear, tanto por su casco medieval, la Vila Vella, por el paseo marítimo o disfrutar de su gastronomía son algunos de los planes para hacer en este bonito pueblecito de la costa.

fuente oficina turismo tossa del mar

Esta zona costera del Ampurdá me tiene enamorada!! Es una zona maravillosa para recorrer con calma, un destino ideal para un viaje en familia.

Paisaje, gastronomía, playas, tiendas de artesanía, como las de cerámica son ideales!

Un viaje en coche recorriendo estos pueblecitos es un viaje de verano muy recomendable!!.

Aquí tienes más planes para hacer en la Costa Brava: