Seguimos con nuestras recomendaciones si viajas a los Países Bajos con niños, esta vez te voy a llevar a Giethoorn, el pueblo más bonito de Holanda.

Giethoorn es un pueblo que te va a enamorar desde el minuto uno. Los canales, las casas con el tejado de paja, los jardines tan bien cuidados y los puentes de madera que cruzan los canales, hacen que este pueblecito holandés parezca un decorado de un cuento de niños. Lo más característico es que no hay circulación de coches, lo que lo hace más relajado. Puedes recorrerlo paseando al borde de los canales o en una barca que te alquilan en el embarcadero de la entrada del pueblo.

Este bonito pueblecito está situado en la provincia de Overijssel, en la gran reserva natural De Wieden. Aquí la población convive con el agua, ya que el acceso a muchas viviendas es unicamente por los canales, y con los turistas que nos concentramos en las horas centrales del día. Este es uno de los lugares más turísticos de los Países Bajos, pero que tienes que visitar si planeas un viaje por esta zona.

Te voy a contar cómo llegar y alquilar una pequeña embarcación para navegar por los canales de Giethoorn.

UN POCO DE HISTORIA:

Giethoorn nace a raiz de un asentamiento de excavadores de turba. La gente construyó casas en las islas que se iban formando, ya que la actividad de la excavación de turba hizo que se crearan pequeños lagos. La única manera que tenían los habitantes para moverse y trasladar el ganado era a través de puentecitos de madera o pequeñas embarcaciones llamadas “punter”; que se impulsa ayudándose de una pértiga. De ahí que a Giethoorn se la conozca como la Venecia del Norte.

Hace mucho tiempo, los buscadores de turba extraían la turba del suelo, la dejaban secar y luego cortaban la turba. En dos grandes inundaciones (1776 y 1825), estos bancos de secado vulnerables fueron arrastrados y surgieron lagos alrededor de Giethoorn.

Para transportar la turba cavaron zanjas y canales que dieron como resultado la estructura típica de la aldea de Giethoorn. El transporte tradicional para Giethoorn es el “Gieterse Punter” de madera hecho a mano. (Una pequeña barcaza de vela) Hoy también está el bote ‘susurro’. Una versión eléctrica fácil de usar, ecológica y silenciosa.

 

EL MARCADOR ROJO INDICA LA UBICACIÓN DE GIETHOORN

Giethoorn está rodeado de agua en su totalidad. Aparte de esto, el paisaje que lo rodea es una maravilla ya que está situado en el Parque Nacional Weerribben-Wieden. Está situado a 120 km de Amsterdam.

En nuestro post anterior te habíamos contado que nosotros alquilamos un coche para movernos por Holanda, pero si estás en Amsterdam y quieres visitar este pueblo, puedes contratar el traslado desde Amsterdam a Giethoorn aquí (incluye el autobús y la visita guiada en barco):

QUÉ HACER EN GIETHOORN:

Una vez llegas a Giethoorn tienes que dejar el coche en el aparcamiento a la entrada del pueblo; justo ahí hay un supermercado, por lo que si hace buen tiempo puedes comprar algo y hacer un picnic, que es muy agradable.

Lo más típico para hacer es recorrer el pueblo o bien caminando por el paseo paralelo a los canales o alquilando una embarcación para navegar los canales. Nosotros escogimos como la mayoría, la segunda opción.

Tienes varias modalidades de barcas para alquilar, si quieres llevarla tu mismo o si quieres ir en una embarcación más grande con más gente. También puedes alquilarla por una hora o más tiempo.

Nosotros alquilamos una barca eléctrica muy fácil de manejar. Tiene 2 velocidades y un pequeño timón para que la dirijas por los canales. Alquilarla durante una hora cuesta 20€. Tienes que abonar un depósito de 50€ que luego te devuelven.

Cuando te explican el funcionamiento te dan un mapa con el recorrido que debes hacer, es muy sencillo y una hora te llega perfectamente para recorrer con calma el centro del pueblo pasando por los canales, lagos y por debajo de los puentecitos de madera. Pero si quieres puedes alquilarla por más tiempo.

Es un plan muy chulo y que  a los niños les va a encantar!!!.

Un paseo muy agradable donde se disfruta mucho del paisaje.

Algunos canales están cortados porque son de acceso privado ya que dan paso a viviendas particulares.

LO MEJOR:

El paseo relajante por los canales, la sencillez para manejar la barca, la vista de Giethoorn desde los canales.

LO PEOR:

En las horas centrales del día se juntan muchos turistas y muchas veces la falta de educación de algunos de ellos, hace que jueguen a chocar unas barcas con otras…

Hay una zona donde el canal se abre para dar paso a un lago precioso.

Visitar Giethoorn es uno de los planes imprescindibles en Holanda con niños.

Una excursión muy relajante y que los niños disfrutarán un montón!!