Marrakech te enamora desde el primer minuto, es una ciudad de esas que cuando te vas piensas… volvería mañana mismo!.

Los colores, los mercados de esplecias, las espectaculares mezquitas, la mezcla cultural de tanta gente… esta ciudad te atrapa inmediatamente.

Empecé a contaros acerca de cómo los comerciantes llegaban a la Plaza Yamma el Fna para comprar, vender o intercambiar mercancías, en el post ZOCOS DE MARRAKECH.

Después te contaba donde puedes quedarte si tienes planeado un viaje a esta ciudad en ALOJAMIENTO EN MARRAKECH: HOTEL O RIAD?

Pues ahora me queda (antes de la traca final) contarte “Donde comer en Marrakech” y así te ayudo a completar poco a poco toda la información para tu próximo viaje.

Siempre digo que para viajar hay que descubrir la gastronomía local, si no, te quedas sin conocer una parte fundamental del país que visitas. Así que. una vez más, os llevo de viaje para devorar la gastronomía de Marrakech, porque aunque todo el mundo te lo haya recomendado, y es uno de los sitios que más nos gustaron…. hay vida más allá del Cafe des Epices…

Te cuento donde comer algo ligero, donde cenar, tomar un té a la menta, una cerveza o un cóctel.

Recomendaciones que te pueden servir de ayuda en tu viaje a Marrakech.

La Famille es una verdadera sorpresa, en medio del caos de la Medina. A través de una pequeña entrada desde las bulliciosas calles del centro de Marrrakech, se accede a un restaurante de aire mediterráneo con toque a jardín francés. Escoge una de las mesas de madera alargadas para compartir, o una pequeña si quieres un rincón más íntimo, en una terraza ideal con cocina abierta.

Allí encontrarás una cocina francesa, con un toque marroquí, platos vegetarianos, ensaladas orgánicas, pizzas… La decoración, el ambiente y el trato te hacen sentir muy a gusto. Merece la pena disfrutar de este sitio tan agradable para descansar del ajetreo de Marrrakech.

Plaza Jemaa el – Fna

La vida en la calle es uno de los imprescindibles para saborear Marrakech, los zocos, el jaleo de la plaza, el jolgorio de la gente, los encantadores de serpientes, las mujeres que te pintan tatuajes de henna… no te pierdas este ambiente y si te encandila, siéntate en una de las numerosas terrazas que encontrarás que cuando cae el sol, y se montan los puestos ambulantes para cenar al aire libre en el corazón de la Plaza Jemaa el Fna

Te asaltarán para que te sientes en una de ellas. Son muy variadas y te ofrecen numerosos menús de la típicia cocina marroquí, desde tajines, cuscús, pinchos morunos, etc. Podrás sentarte en mesas corridas con gente local y turistas casi a partes iguales por menos de 5€. Por ponerte un ejemplo, un cous cous de pollo o un pincho moruno, pueden ser 30 dh, cada uno (menos de 3€).

Puedes comer un menú completo por poco más de 6€. Haz caso del sentido común, aquellos con más gente serán los mejores. Como todo te lo hacen en el momento ya puedes ver la pinta de lo que hay por si te da una pista de cual escoger.

Durante el día hay numerosos puestos de frutas donde te venden zumos por unos 4 dirhams, menos de 40 céntimos. Sinceramente no los probé, porque parece que están rebajados con agua y pueden tener hielo, y la verdad es que no tenía ninguna necesidad. Hay mucha gente que sí que los toma, y lo recomienda; lo dejo a vuestra elección.

Le Salama

Este divertido local es perfecto para vivir el ambiente festeiro en Marrakech. El restaurante no te lo puedo recomendar, pero hablan bien de los típicos taboulés y el cordero asado con cous cous. Lo que no te puedes perder el es bar de la terraza, con happy hour y espectáculo incluido.

En una terraza decorada con mucha vegetación y ambiente elegante, cuando cae la tarde el espectáculo está asegurado, y es que entre gritos y música, unas bailarinas amenizan con sus danzas orientales el local.

Café des Epices

Aparte que desde la azotea tenemos unas vistas muy chulas de la Plaza de las Especias, este café es ideal para tomar un té a la menta o algo ligero desde la hora del desayuno hasta la cena. Me encantaron las paredes en tonos rojizos, las mesas de madera, los clásicos sombreros de paja para protegerte del sol y sobre todo disfrutar de las vistas sobre la Plaza Rahba Lakdima, o Plaza de Las Especias. Parada obligatoria en tu viaje a Marrakech.

Si tengo que resaltar algo de la Terrasse des Epices es la amabilidad de todo el personal desde que subes las escaleras y accedes a la terraza. Un ambiente super chulo muy acogedor y con música en directo hacen que pienses, si aún encima cenamos bien… pues sí! Resulta que la Terrasse des Epices no nos defraudó nada, se cena muy bien y a pesar de que es el sitio donde vamos todos los turistas, y que siempre te recomiendan cuando viajas a Marrakech.

Terrasse Des Epices fue inaugurada en el otoño de 2007 por Nicolas Nancy, que quería ofrecer a todos aquellos que les gusta pasear por la medina la felicidad de un momento de relajación y placer. Entonces llamó a la decoradora Anne Favier, quien diseñó la Terrasse des Épices.
Construido en una gran terraza, que ofrece el panorama suntuoso de los picos del Atlas y el minarete Koutoubia. ¡Al caer la noche, la Terraza, magníficamente iluminada, se vuelve mágica y es una cena bajo las estrellas, en el corazón de Marrakech, que se le ofrece!

El menú es sencillo, familiar y de alta calidad. Con inspiración marroquí e internacional, los postres de chocolate ya se han convertido en una especialidad de la casa.

La Cantine des Gazelles es un restaurante pequeñito muy cerca de la Plaza de Jamma el Fna. Si te coincide por la zona te lo recomiendo. Es un sitio donde comer ensaladas, sandwiches, platos vegetarianos, pero también típicos menús marroquíes por menos de 10€. De bebida batidos como el de aguacate y dátiles. Sin grandes pretensiones pero recomendable. Muy bien atendido.

Roti D’Or

Este es uno de los restaurantes más conocidos de Marrakech, porque está muy bien situado, también en las calles cerca del Zoco. Es perfecto para hacer una parada para reponer fuerzas sin perder demasiado tiempo. Calidad y muy buen precio.

Naranj

Este es uno de los restaurantes que tienes que ir si viajas a Marrakech. En “Naranj” encontrarás una cocina marroquí, libanesa de platos elaborados muy ricos. Te recomiendo que reserves ya que es uno de los restaurantes más famosos y suele estar siempre lleno para cenar. El menú es muy amplio: raviolis caseros rellenos de ternera con salsa de yogur y cilantro, berenjenas rellenas, hummus, de postre cheesecake con crema de pistacho… muy recomendable.

Hasta aquí nuestras recomendaciones gastronómicas en Marrakech.
Qué más sitios añadirías tu??