BOSQUE ENCANTADO DE ALDÁN

El Bosque encantado de Aldán es uno de esos sitios mágicos que hay en las Rías Baixas y que te recomiendo para hacer una excursión en familia. Si tuviera que localizar exteriores para una película en Galicia, sin duda este bosque estaría incluido en alguna de las escenas, ya que reúne todo lo que caracteriza a Galicia: frondosos bosques verdes con un halo mágico, construcciones de piedra y senderos que no sabes a donde te llevan. Un lugar que, si vienes a Galicia, te recomiendo!.

Está situado en Aldán, una pequeña localidad de Cangas do Morrazo (Pontevedra). Exactamente está en el kilómetro 109 de la caretera PO-315 dirección Cangas-Bueu. Hay varios accesos para ir al bosque de O Frendoal (que es así como se llama este lugar) lo que tienes que hacer es localizar el río Orxas que pasa al lado de la carretera y está indicado; y seguir el sendero ya que este río te acompañará durante toda la ruta.

Esta ruta es muy fácil para hacer incluso con niños pequeños, ya que el camino es muy cómodo y no hay tramos de dificultad. El paseo discurre a la orilla del río Orxas y la vegetación del bosque con robles, castaños y laureles es muy frondosa y muy verde, una auténtica recarga de energía !!.

Hace poco te había hecho una lista de 20 Sitios que ver en las Rías Baixas que seguro que servirán de ayuda para planificar tu viaje a Galicia. Completamos la información con 10 Hoteles con piscina en Galicia

El paseo tiene un montón de pequeños senderos con puentes de madera, pasarelas y antiguos molinos.

Me decepcionó un poco que la maleza está cubriendo alguno de esos molinos y el paseo en algún tramo está un poco dejado.

Sin duda uno de los puntos más interesantes de la ruta está al principio, muy cerca de la carretera y del punto donde empiezas el paseo. Se trata del Castillo de Aldán, que nos sorprendió que su tamaño no es demasiado grande, pero le da un aire mágico al bosque. Este castillo está rodeado por un foso y una abundante vegetación.

En los años 60, los Condes de Canalejas eran los terratenientes de la comarca del morrazo y los dueños originales del Pazo y la finca original donde se encuentra el bosque encantado. Esta finca la utilizaban para la caza y actividades de ocio. Posteriormente se construyó la carretera atravesado la finca, y hace unos años la parte en la que está lo más atractivo del bosque fue donada al Concello de Cangas. En un lado quedó la vivienda de los Condes y al otro lado el bosque con el castillo.

En concreto el pequeño castillo era la zona de descanso de los Condes pero nunca llegó a terminar de construirse, de hecho lo que ves es solo la fachada. Tiene un torreón y el escudo de los Condes de Canalejas en el frontal.

Muy cerca del Castillo hay un acueducto, conocido como o arco da Condesa, que llevaba el agua desde la parte más alta del bosque hasta el Pazo de los Condes. Se constryó para salvar el desnivel, pero uno de los arcos se perdió con las obras de construcción de la carretera.

Una vez pasado el acueducto, hay un sendero que sube y sirve para ir detrás de la fachada del castillo.

Este es un paseo perecto para disfrutar de la naturaleza.

El Bosque encantado de Aldán es una bonita excursión para hacer con niños

ya que es un paseo muy agradable y sin ninguna dificultad.

Espero que te haya gustado!!

Si quieres conocer más de las Rías Baixas te recomiendo esta excursión donde te llevan a Combarro, un pequeño pueblo famoso por sus hórreos, la Lanzada, y Cambados, la capital del Albariño y la Isla de Arosa.