Parece evidente que me resisto a abandonar el verano. Aunque las redes sociales se inunden de colores otoñales… yo no puedo cerrar la estación, sin publicar este post de las 10 Playas y Calas imprescindibles de Menorca. Toda esta información la fuimos recopilando en el viaje del verano y seguro que os servirá de guía para cuando organicéis un viaje a Menorca. Ya estaba empezando a planear el viaje cuando publiqué Menorca con niños.

En Menorca hay un montón de playas y calas; yo te cuento donde están algunas de las más bonitas. Te voy a informar si tienen buen acceso, si tienen chiringuito, algún sitio para comer cerca, si son buenas para ir con niños etc. información contrastatada que seguro te interesará.

Así que vamos a tirar un poco del turismo, de una manera completamente segura… vamos a darnos el último chapuzón en Menorca !!.

CAMÍ DE CAVALLS:

Para hacerte una idea de la isla y de uno de los elementos que te van a acompañar en tu visita a Menorca, tengo que hablarte del Camí de Cavalls. Se trata de un sendero histórico que recorre Menorca. La historia es muy interesante: en 1330 el rey obligó a los haabitantes de la isla a mantener un caballo para defender Menorca y vigilar la costa desde el camino. Oficialmente se renovó y se inauguró en el 2010. Actualmente este famoso camino se utiliza para hacer travesías por etapas o simplemente para ir de una playa a otra.

Cada tramo está señalizado y normalmente están separados por una puerta que encontrarás cerrada, se puede abrir, pero debes dejarla igual que como la encontraste. Uno de los planes del viaje fue madrugar y hacer tramos del Camí de Cavalls de 10 km por la mañana, los paisajes son impresionantes. Merece la pena disfrutar de estos paseos y ver lo bien conservado que está el camino.

RECOMENDACIÓN:

Si hace calor, es mejor recorrer alguno de los tramos del Camí de Cavalls a primera hora. Son unos senderos preciosos que te harán descubrir la esencia de Menorca. No dejes de hacer algún tramo!!.

Cala de Algairens

La Cala de Algaiarens es un conjunto de dos playas de arena blanca y fina con agua transparente, situada en el norte de la isla. La primera que nos encontramos (y la mas grande) es la  Playa des Tancats. Es una playa ideal para ir con niños ya que el aparcamiento está a unos 10 minutos andando de la playa, por un camino muy cómodo. Estas playas están situadas en una zona protegida y declarada de especial interés para la reserva de la Biosfera.

 

Si continuamos andando desde Playa des Tancats, llegamos a la Playa Es Bot, que es una playa muy tranquila a la que se accede rodeando la costa por unas rocas, no tiene peligro para los niños, pero hay que ir con cuidado; merece la pena!. Esta playa está muy poco frecuentada, a mi me encantó la tranquilidad, el bosque de pinos que la rodea y alguna casita de pescadores en la roca.

camino entre la playa de estancat (conocida como la Vall) hasta cala Es Bot

Tiene varias escaleras de piscina para acceder al baño. Es una playa familiar y en la que hay una gran vida marina, así que no te olvides las gafas de buceo !!. Los acantilados que la rodean son impresionantes y muy cerca hay unas cuevas de origen prehistórico: la Necrópolis de Cala Morell, que se pueden visitar. Esta cala tiene un restaurante muy chulo en lo alto de las rocas que se llama Ivette y es muy famoso.

Cala Morell

Esta pequeña playa (50 metros de ancho) tiene más piedras que arena; sin embargo me pareció una de las más cómodas para ir con niños, y es que en los laterales de la cala hay unas plataformas de cemento pintado para facilitar las zonas de baño. Esta cala también está situada en el norte de la isla y a poca distancia de Cala Aigairens. 

playa  Binimel-la

cala pregonda

Para acceder hay qe dejar el coche en el parking de tierra de Binimel-la y caminar 2 km por el Camí de Cavalls. Este es uno de los tramos más bonitos y que merecen la pena recorrer de este famoso camino. La tierra de color albero, la vegetación a los lados y la vista del mar al fondo es una preciosidad. Esta playa también está situada al norte de Menorca.

Normalmente la gente después de caminar un rato se queda en la primera playa que encuentra, como es el caso de la Playa de Binimella, te recomiendo que me hagas caso y sigas caminando para llegar a Cala Pregonda, donde hay mucha menos gente y es una de esas calas que recordarás de tu viaje a Menorca. Tiene varias formaciones rocosas y una central a la que puedes accedar trepando (mejor si llevas escarpines).

Al final de la playa las rocas forman un paisaje precioso, por el que te aconsejo que te metas, parece el decorado de una película y algunas rocas forman pequeñas piscinas con peces, como si fueran acuarios, una preciosidad! Una puerta en medio de las rocas y ese paisaje de color cálido dan como resultado un ambiente super especial.

Una casa blanca encima de la playa me acabó de enamorar!!.

Cala Pilar

Con sinceridad te digo que si vas a Menorca con niños en verano, no te aconsejo visitar esta playa. Es una de las que tienen más fama y sin duda la merece porque el camino es uno de los más bonitos y la playa es completamente virgen, no hay servicios, no hay baños, no hay nada, y precisamente en eso radica su belleza, a mi me encantó después del largo paseo ver la montaña verde que da a la playa y el color rojizo, es un espectáculo; parece estar dentro de Jurasic Park. Las playas del norte de Menorca tienen muchas este tipo de paisajes que las hacen diferentes a las del sur.

Sin embargo te desaconsejo la visita si vas con niños porque son 45 minutos caminando por un sendero que en verano puedes estar perfectamente a 35 grados, como fue nuestro caso… pero si tus niños resisten todo, adelante !!! merece mucho la recompensa final!!.

Cala galdana

Esta playa está situada en el sur de la isla, y los paisajes ya son diferentes a los que os fui contando de las playas anteriores del norte. Cala Galdana es una playa urbana sitada justo debajo del edificio del Hotel Meliá, con calles alrededor de restaurantes, tiendas, etc. Hay varias urbanizaciones en los alrededores, lo que la hace cómoda si vas con niños porque tendrás muchos servicios, o si prefieres tener restaurantes y bares alrededor. Sinceramente creía que me iba a defraudar por ser una playa urbana, pero me pareció preciosa. El agua es turquesa y cristalina y aunque hay embarcaciones cerca, está muy limpia. Merece la pena pasar allí el día.

Si quieres recorrer esta zona, te recomiendo un paseo en barco por las calas del sur, nosotros lo hicimos y lo repeteríamos porque es una manera ideal de ver estas playas que normalmente están un poco más llenas. El paseo sale desde Cala Galdana y se recorren las playas más bonitas, Macarella, Macarelleta, Turqueta, Son Saura, Mitjana, Trebaluger o Escorxada. Durante el paseo, se hacen dos paradas de media hora para poder bañarse en estas aguas turquesas, aparte de todo eso, se sirve un aperitivo a bordo.

Sin duda una experiencia muy recomendable!.

Sin duda es donde encontrarás más gente ya que se hicieron muy famosas por salir durante varios años seguidos en los anuncios de Estrella Damm. Son unas de las playas donde el turquesa del agua es tan intenso que parece fluorescente.

Cala macarella

Macarelleta

Macarella y Macarelleta son unas calas pequeñitas a las que se llega desde Cala Galdana por el Camí de Cavalls, está perfectamente indicado justo antes del puente que debes cruzar para ir a Cala Galdana. Macarella tiene una arena un poco más oscura y el agua de la orilla no es tan transparente como Macarelleta. Las dos tienen el agua muy turquesa si avanzas nadando. 

Esta es una de las calitas que tiene más chiste para ir con niños, porque desde el pantalán se pueden tirar y no hay demasiada profundidad

Cala es canutells

Esta cala del sur de Menorca es una más de las muchas que hay pero con la particularidad de que hay un pantalán para llegar a ella y se hace muy cómodo. Está también en una zona urbanizada por lo que no hay problema para dejar el coche. Hay un chiringuito justo encima para comer o tomar algo a la sombra.

Como suelen estar calas suelen estar llenas de gente, preferimos verlas desde arriba, dando un paseo por el Camí de Cavalls.

Cala mitjana y mitjaneta

estas calas son muy pequeñitas y también super famosas por aparecer en varios anuncios de televisión, por eso decidimos verlas desde el barco que alquilamos uno de los días que estuvimos en Menorca. El color turquesa del agua es brillante y nadando pasas por cuevas formadas en las rocas que son un espectáculo, con estalactitas y plancton de color rosa, una preciosidad!!!

Cala Binidalí

Esta cala es muy pequeñita, pero preciosa, tiene unas escaleras de piedra muy cómodas para acceder a ella. Está situada también al sur de la isla. Si no tienes sitio para poner la toalla, te recomiendo que te fijes en las rocas de los lados porque normalmente hay rocas aplanadas para poder estar allí, aunque querrás estar en el agua todo el día!.

Cala Binisafua

Sin duda merece la pena conocer la zona de Binisafua, ya que hay una cala que está situada justo enfrente del Club Naútico (sur de la isla) que será de las que los niños no olvidarán.

Hay rocas alisadas desde las que tirarse sin problema y unas escaleras para subir fácilmente.

Lo original de esta cala es que siempre hay un banco de peces que nadan a tu alrededor, imprescindible llevar gafas de bucear!! A los niños les resultará una experiencia inolvidable.
espero que te hayan gustado mis recomendaciones de playas y calas de Menorca,
sin duda un destino perfecto para un viaje en familia !!