Este verano del 2021 es especial. Estamos constantemente atentos a las nuevas restricciones a la hora de viajar, pendientes de los nuevos requisitos antes de hacer una reserva o comprar un billete de avión… viviendo en esa incertidumbre, a veces nos resulta dificil hacer planes.

Si no te atreves a comprar un billete de avión y te apetece una escapada a Portugal, hoy te voy a recomendar un lugar lejos del bullicio, un sitio donde te podrás relajar sin miedo a las aglomeraciones.

Te voy a llevar a la zona del Alentejo, en el sur de Portugal, para disfrutar de un verano en modo “slow” en el Hotel Herdade do Touril. Esto va a ser amor a primera vista, ya verás… 

Quieres saber más? sigue leyendo !!

Quieres pasar unos días de vacaciones en plena naturaleza? Si tu respuesta es “siiiii” , sin duda Herdade do Touril es tu sitio. Este hotel rural está situado a 4 km de Zambujeira do Mar, en pleno corazón del Parque Natural del Alentejo y de la Costa Vicentina.

El Hotel tiene 365 hectáreas de terreno, una piscina de agua salada, y las habitaciones están en unos edificios bajos del estilo de la arquitectura del sur de Portugal decorados con mucho gusto. 

Nosotros estuvimos en una habitación familiar que era muy cómoda y tenía una terracita ideal. Tienes varios tipos de habitación, según sean tus necesidades: habitaciones dobles, familiares, suites o casas de varios dormitorios. En total tiene 18 habitaciones y 5 casas. Aquí tienes información más detallada acerca de todos los tipos de habitaciones que puedes encontrar.

Historia de Herdade do Touril:

En 1826 nació Herdade do Touril como explotación agrícola. Generaciones de la misma familia se dedicaron a la agricultura y al pastoreo. De ahí nuestro amor por lo que nos da la tierra, la autenticidad de los sabores de la región, la calidad de los productos que siempre hemos cultivado.

Sin embargo, no fue hasta 2002 que Herdade do Touril abriría sus puertas y recibiría invitados. El proyecto fue creciendo de forma lenta y segura – en Alentejo somos alquimistas del arte del tiempo – hasta que adquirió su configuración actual. Y a esta pasión por la tierra se unió la pasión por el mar de José Ramos Cardoso, de Tasca do Celso . A partir de ahí, buscamos la maestría en el trabajo de los productos de nuestra huerta y los aperitivos tradicionales del Alentejo.

Este hotel es un lugar perfecto para descubrir un montón de rutas a pie y en bicicleta por la costa vicentina.

En los alrededores del hotel encontrarás espectaculares acantilados de más de 40 m. de altura. Te recomiendo la ruta hasta el Cabo Sardão donde está el faro. Tienes mucha información acerca de todas las rutas que puedes hacer, tanto de senderismo como en bicicleta en: Rota Vicentina.

El hotel tiene alquiler de bicis para que puedas hacer excursiones por la zona.

Además de excursiones por los alrededores del hotel, también puedes disfrutar de las playas de alrededor en una de las costas mejor conservadas de toda Europa.

Si llegaste hasta aquí, habrás visto que estaba en lo cierto, Herdade do Touril es un sitio que te enamora… un lugar para disfrutar y descansar.

Si hay algo que me gusta de este sitio es el buen gusto en todos los detalles, y los rincones donde disfrutar de cada momento. No sé con cual me quedaría… el desayuno, la piscina, la cena cerca de la piscina, tomar una copa de vino alrededor del fuego por la noche…

Espero que te haya gustado esta recomendación y que hayas anotado este hotel

en tu lista de “sitios pendientes”.