Marrakech es una ciudad muy verde con extensos jardines. No parece verdad? Sin embargo solo tienes que salir fuera de la medina para encontrar muchos de estos jardines. Te enseño 5 jardines que no debes perderte en Marrakech. Jardines que en su momento fueron dominio exclusivo de la realeza y hoy en día son espacios muy agradables para relajarse y dar un paseo.

Esas fotos de jardines que habrás visto en muchas guías de viaje a Marrakech, en un montón de cuentas de Instagram, esas fotos que son una maravilla y que descubres que están hechas en jardine de Marrakech. Te cuento donde están exactamente.

Sigue leyendo !!!

1.- Jardín Majorelle:

Yves Saint Laurent se enamoró de Marrakech en 1966 y compró este jardín en 1980, conservando la visión de su anterior propietario el pintor Jacques Majorelle. La entrada a los jardines cuesta 70 dirham, unos 7€. Te recomiendo pasear por los jardines, entre cañas de bambú, palmeras, cactus traídos de Baja California y más de 300 especies vegetales de los 5 continentes.

El Jardín Majorelle se encuentra situado en la ciudad nueva, en el barrio del Guéliz, en la Rue Yves St Laurent, Marrakech 40090. Este bello jardín fue diseñado por el pintor francés Jacques Majorelle. Se trata de una reserva natural de cactus, bambúes, buganvillas y muchas otras plantas que rodean un chalet de estilo art decó, de un color azul cobalto.

Aparte de esto, los jardines tienen fama por tener en su interior una gran colección de pájaros. También encontraréis un pequeño museo de arte islámico en el interior de los jardines. Es un buen lugar para descansar después del ajetreo de la ciudad.

Los jardines albergan un interesante Museo Berbère, donde se muestran numerosos objetos utilizados por los habitantes indígenas de Marruecos.

Merece la pena pagar los 30 MAD que cuesta la entrada para acceder al museo. Una amplia colección de los trajes tradicionales utilizados por estas tribus del desierto además de una gran variedad de objetos de madera y metal. Muy interesante la sala de los espejos, con una colección de joyas esmaltadas utilizadas por los beréberes.

Llama la atención el azul utilizado, conocido como AZUL MAJORELLE, que contrasta con el verde de la vegetaciónEste color es muy utilizado en numerosos Palacios de Marrakech pero aquí es especialmente llamativo por estar integrado en los jardines y estanques de los Jardines Majorelle. 
Estos jardines son uno de los lugares más visitados en Marrakech. Son muy famosos porque Yves Saint Laurent reformó este espacio convirtiéndolo en uno de los jardines con más afluencia de turistas, pero lo que es cierto es que Instagram ha hecho el resto…. no hay Instagrmaer que se precio que no se haya hecho alguna foto en algunas de las paredes de color azul de estos famosos jardines. De hecho es difícil no tropezarse con alguna de ellas que, desgraciadamente, van única y exclusivamente a hacerse la foto.

Mucha de esa gente se pierde el Museo Bereber que realmente merece la pena para entender un poco más acerca de los primeros pobladores de estas tierras que venían de las montañas del Atlas.

Si visitas los Jardines Majorell hazlo hacia la tarde que es cuando la luz está más bonita.

Tienda de Yves Saint Laurent dentro de los Jardines Majorelle

2.- Jardines de la Koutoubia:

Estos jardines son un rincón muy agradable y sombreado cerca de Yamma el Fna (plaza principal de Marrakech) con palmeras y parterres muy cuidados. Esta pequeña extensión verde con palmeras justo detrás de la Kutubia es un lugar muy agradable para descansar del ajetreo de las calles de la Medina. Unos jardines donde los Marrakechíes van el fin de semana a pasear en familia. Desde estos jardines se ve el minarete de la mezquita de la Kutubia. Es un icono de la ciudad, esta construcción es la más importante y también una de las más grandes del Occidente musulmán. El minarete de la Koutoubia puede verse casi desde cualquier parte, convirtiéndose en el eje central de la ciudad. Con sus casi 70 metros de altura, es el edificio más alto de todo Marrakech.

Te recomiento un free tour por Marrakech donde pasarás por la Mezquita Koutoubia. En esta visita guiada gratuita por Marrakech empezarás el recorrido junto a la Plaza Jamaa el Fna, el centro neurálgico de la ciudad. Durante 4 horas descubrirás la historia de Marrakech y los misterios y leyendas que se esconden en la medina.

Los jardines no son los más espectaculares de Marrakech pero te recomiendo que vayas hacia el atardecer para tener la imponente imagen del minarete de la Mezquita de la Koutoubia al fondo. Su impresionante minarete recuerda mucho a la Giralda de Sevilla, ya que los andaluces se inspiraron de ella para construir su torre. La Koutubia es la más Mezquita más grande de Marruecos. 

3.- Le Jardin Secret

Este exótico jardín está lleno de plantas procedentes de todo el mundo, que recuerdan el aspecto experimental de los grandes jardines de Marrakech. Desde la era medieval hasta principios del siglo XX, Marrakech ha encarnado el mismo modelo de la ciudad jardín.

Le Jardin Secret, es un jardín islámico que fue restaurado siguiendo el probable diseño del siglo XVIII. Estrechamente vinculado a las estructuras del Riad; este tipo de jardín era un oasis de paz, donde pasar la tarde a la sombra de los árboles y en un precioso espacio. El diseño de cuatro partes del jardín islámico fue diseñado para facilitar el riego de los terreno

Su diseño recuerda a la descripción del cielo narrada en el Corán. El jardín es, de hecho, una metáfora del cielo; Es un lugar sagrado, establecido de acuerdo con reglas geométricas rígidas, en el que el orden musulmán se afirma sobre el desorden salvaje de la naturaleza. Es el típico jardín tradicional de la medina.

Un remanso de paz en medio de las ajetreadas y bulliciosas calles de alrededor. Está en 121 Rue Mouassine.

Le Jardin Secret está formado por dos edificios, cada uno está concebido como un Riad en sí mismo. Es decir un edificio rodeado de altos muros sin ventanas, con su diseño rectangular y que se desarrolla alrededor de un gran jardín.

En el centro del jardín, dividido en cuatro parterres se ha erigido una cuenca de mármol. Los pabellones de Le Jardin Secret muestran vigas a la vista, puertas dobles y ventanas que se elevan ligeramente un poco más arriba del suelo. Desde un punto de vista decorativo, Le Jardin Secret se caracteriza por una gran cantidad de elementos decorativos, madera de cedro, estucos tallados a mano, diseños geométricos, ladrillo y paredes de tierra apisonada. 

Los orígenes del complejo se remontan a la dinastía Saadian, hace más de cuatrocientos años. Fue reconstruido a mediados del siglo XIX. Le Jardin Secret ha sido el hogar de algunas de las figuras políticas más importantes de Marruecos y Marrakech. Le Jardin Secret es parte de la gran tradición de los majestuosos palacios árabe-andaluces y marroquíes. Como resultado, los visitantes pueden descubrir sus jardines y edificios, que son ejemplos sobresalientes de arte y arquitectura islámica.

4.-  Jardines de la Mamounia:

Estos jardines dentro del famoso Hotel La Mamounia es uno de los lugares más agradables y bonitos en Marrakech para relajarse. La Mamounia es un lugar mítico y prestigioso hotel de Marrakech construido en 1920. Este precioso edificio y sus jardines tienen más de dos siglos de antigüedad, establecido por el Príncipe Moulay Mamoun en el siglo XVIII. Está situado en la Avenue Bab Jdid 40 040.

El Hotel Mamounia, comúnmente conocido como La Mamounia, es un hotel de cinco estrellas situado frente a las montañas del Atlas, Marruecos, está situado en Avenue Bab Jdid 40 040, en el centro de Marrakech. El Hotel la Mamounia cuenta entre sus huéspedes a Winston Churchill, Roosevelt, Sarkozy, etc. Nuestro guía de Civitatis nos contó que Carmina Ordóñez fue durante años la relaciones públicas de este hotel durante sus estancias en Marrakech.

Los extensos jardines tienen bonitos paseos entre preciosos árboles y rosaledas. En sus salas se han grabado escenas de películas como El hombre que sabía demasiado, de Hitchcock Hitchcock. Dicen que durante sus estancias en Marrakech y observando la gran variedad de aves que lo sobrevolaban las inmediaciones de este hotel, encontró la inspiración para la película de ‘Los pájaros’.

5.- Jardines de la Palmeraie:

El palmeral es una zona de lujo y es el centro de un gran plan urbanístico que incluye residencias, lujosos hoteles y campos de golf. Actualmente el palmeral conserva un aire misterioso y la invasión no resulta muy perceptible. El palmeral sigue siendo una fuente de riqueza para la ciudad. Además de los dátiles y la madera que se obtiene de las propias palmeras, éstas crean un buen ecosistema para los árboles frutales y las plantaciones que allí conviven.

¿Cómo visitarlo?

La forma más agradable de visitar el palmeral es en calesa. Contratando un coche de caballos durante 2 horas podréis realizar el trayecto que separa la Plaza de Jamaa el Fna del Hotel Palmeraie Golf Palace, uno de los puntos más lejanos y un buen símbolo de la realidad actual de la zona. Si no tenéis tanto tiempo, la otra opción es hacer una visita más breve en taxi aunque, desde nuestro punto de vista, pierde todo el encanto.

¿Qué hacer en el palmeral?

Además de tomar un té en uno de los hoteles de lujo que hay en el palmeral, lo más habitual y lo preferido por los más pequeños es dar un paseo en camello. Una opción menos tradicional pero también muy divertida es hacer una ruta en quad.

Ya puedes apuntar algunos sitios más si decides hacer una escapada a Marrakech.

No te pierdas las próximas publicaciones !!!